8/1/15

Boda vikinga


Figura 1. Serie Vikingos
Empezamos el año con la colaboración de Pilar Lepe, quien propone un nuevo apartado temático Romance Nórdico y la temática del primer post: Ritual matrimonial vikingo. 

Las bodas vikingas, lejos de lo que se piensa y dentro de lo poco que se conoce de ellas, tenían un ritual muy ordenado y como ya veremos, rodeadas de símbolos para garantizar la unión y la prosperidad de la pareja. 


Contrato matrimonial

Tras el envío, por parte del novio, de una delegación a la familia de la novia presentando su interés por la joven y tras ser aceptado; el novio hacia la casa de la novia para firmar el compromiso.

El matrimonio nórdico o escandinavo (brudlaup), está regido por una serie de pautas previas antes de llevarse a cabo, por ello el primer paso consiste en las negociaciones del contrato matrimonial, el cual se realiza ante al menos seis testigos varones. 

En un principio los contratos fueron de fuente verbal, con lo que sólo eran válidos hasta que vivían los testigos. Más tarde se realizaron acuerdos escritos.

La primera clausura del contrato matrimonial fija el pago del mundr, que consistía en el pago de una suma de dinero (llegándose a fijar entre ocho y doce onzas de plata e incluso la entrega de ganado: vacas, caballos, etc.) por parte del novio a la familia de novia con el fin de compensarla por la pérdida de ingresos al marchar la hija del hogar.

El segunda clausura, consistía en el morgen-gifu  o “regalo de la mañana”, que consistía en la recompensa que la mujer recibía del esposo tras la noche de bodas y la consabida consumación.

Este “regalo” era para disfrute integro de la mujer. Por lo general incluye: ropa, joyería y artículos para el hogar, ganado, esclavos y en ocasiones tierras y fincas. 

CURIOSIDADES: Está considerado como el “regalo de la mañana” más grande el otorgado por el rey Grom a su esposa Thyre, a quien le otorgó la propiedad de toda la tierra de Dinamarca.

La tercera clausura consistía en el pago de heimanfylgja, o dote de la novia; que era la herencia que recibía la hija por parte de sus padres, con el fin de que fuese una fuente de ingresos para la hija una vez enviudase. 

Tanto el mundr como el heimanfylgia serían entregados el día de los esponsales, mientras que el "regalo de la mañana" se entregaría el día después de la consumación. 

La fecha de la boda

Las bodas vikingas solían celebrarse los viernes, día dedicado a la diosa Frigga o Frigg esposa de Odín, que era la diosa del matrimonio y del hogar. 

El cuanto al periodo estival se realizaban durante los últimos meses del verano y primeros del invierno, ya que era el periodo en el cual se realizaban la recogida de las cosechas, la matanza de ganado y la recogida de la miel.

La preparación de los novios

La novia era acompañada por un grupo de mujeres e incluso de alguna sacerdotisa (gyðja) para ser despojada de sus ropas viejas y del kransen, aro o corona dorada colocada sobre el pelo que simbolizaba el status social de la familia y su virginidad; el cual sería guardado hasta que naciese la primera hija del matrimonio. 

Tras desvestirla comenzaría el baño purificador de la novia, durante el cual recibiría las instrucciones que debía conocer como mujer casada.

Una vez terminado el baño y aromatizado el cuerpo de la novia, esta era vestida con ropas nuevas y coronada con la “corona nupcial”, que podía ser de metal  o de flores, como único adorno.

En cuanto al novio, este era acompañado por los familiares varones casados y posiblemente un sacerdote (goði). En el caso del hombre, el ritual de transito estaba relacionado con herencia familiar y la continuidad de la historia de la familia. Para ello debía conseguir la espada de un pariente, simbolizando la continuidad de la tradición familiar.

Al igual que la novia, el novio realizaba el rito del baño purificador, tras el cual sería vestido y llevaría como adornos la espada recién legada y un hacha o martillo como símbolo de Thor – dios del clima, las cosechas, la protección, la justicia y de las batallas-.

Al igual que la novia, el novio recibía las instrucciones matrimoniales por parte de los hombres casados de su familia.

Tras terminar el ritual de purificación por parte de los novios, ambos llegaban con su correspondiente comitiva hasta el lugar señalado para la ceremonia. 

La ceremonia

- El primer acto de la ceremonia, era el intercambio del mundr y del heimanfylgja.

- El acto religioso se solía realizar en lugares sagrados, como eran los bosques, para poder llevar a cabo el rito invocador a los dioses y el sacrificio de animales: una cabra para Thórr, una cerda para Freyja –diosa de la fertilidad- , un jabalí o un caballo para Freyr – dios de la fertilidad y hermano de Freyja.

-Tras el sacrificio, comienza el ritual de la entrega de obsequios. El novio entrega a la novia la espada de sus antepasados, como madre de sus hijos – continuadora del linaje- y guardiana de las tradiciones; y esta a modo de comienzo de una nueva tradición, le entrega una espada espada nueva portada, que simboliza la trasferencia de la tutela y protección de la mujer por la familia de esta.

- Los votos se realizaban con los anillos sobre sus manos, y sus manos sobre la punta de las espadas nueva y vieja (ver Figura 1) – este acto simboliza la defensa de la unión- , la pareja pronuncia sus votos, tras los cuales se entregan los anillos; que  simbolizaba el círculo sagrado y la naturaleza inquebrantable del voto.

El banquete

El banquete se realizaba en el hogar donde viviría el matrimonio desde ese momento, pero antes de comenzar, se debían de realizar una serie de actos que garantizaban el buen comienzo del matrimonio.

1. La novia realizaba la entrada al hogar en brazos del novio, para evitar que la novia tropezase en el umbral de la entrada, ya que las casas solían tener las puertas con la parte inferior del suelo elevado, para evitar que entrara la corriente. 

Por otro lado, se cuenta en el folklore escandinavo que la entrada al hogar estaba vigilada por el fantasma del fundador de la casa y por ello la novia no debía entrar sola.

2. Una vez que la novia entraba en el hogar, el novio colocaba la espada nueva junto al pilar principal de la casa, como símbolo de protección y la novia le entregaba a su esposo una kasa  o copa/cuenco del amor con hidromiel, al mismo tiempo que recitaba un verso para conferirle salud y fuerza. El novio, tras dedicar el brindis a Odín, bebía de la copa y se la entregaría a la novia, quien harían un brindis a Freyja antes de beber.

Con este acto, los novios se convertían en uno a ojos de la ley y de los dioses. Y era por ello, que debían beber hidromiel al menos durante cuatro semanas tras la boda  para garantizar la fertilidad de la unión; dando paso a lo que hoy se le conoce popularmente como “Luna de Miel”.

3. Una vez sentados juntos en la mesa del banquete, el novio colocaba el martillo, que había portado durante la ceremonia religiosa, como el regazo de la novia  para que Thor la bendijese con la fertilidad.

Después de esta ceremonia, comenzaba el banquete que duraría toda la semana.

El banquete, además de presentar bebida y comida, incluía: bailes, lucha libre, recitales de poesía y concursos para los huéspedes.

Noche de bodas

El último requisito legal para “legalizar” el matrimonio era la consumación de los votos. 

Tras la primera noche como esposos el marido entregaba a la esposa, delante de todos los invitados, el morgen-gifu  o “regalo de la mañana”, junto con las llaves de las cerraduras y los arcones de la casa.

Desde ese momento la mujer casada se presentaba en público con el cabello trenzado, dejando atrás el cabello suelto símbolo de la virginidad, y con un tocado o velo llamado hustrulinet.


TÉRMINOS DE BÚSQUEDA RECOMENDADOS:

- Viking äktenskap
- Viking ritual äktenskap

FUENTES:

- EL CONTRATO MATRIMONIAL:  
- HIDROMIEL Y LA LUNA DE MIEL: http://es.wikipedia.org/wiki/Hidromiel


CON LA COLABORACIÓN DE: 

Pilar Lepe, escritora de novela romántica. Pagina web: http://pilarlepe.blogspot.com.es/


Editado por:
 Loly P©

1 comentario:

  1. Gracias, Pilar, es una aportación muy interesante: las bodas vikingas eran un terreno no muy explorado hasta ahora, creo yo.
    Resulta curioso como perteneciendo a culturas distintas, en general la mayoría de rituales matrimoniales de la antigüedad se parecían bastante, al menos en lo básico: me ha llamado la atención el "regalo de la mañana", que también me salió al paso cuando tuve que investigar para mi novela, que es de ambientación medieval. En latín se le llama "Matutinale Donum".

    ResponderEliminar